4.3.15

Agua y minerales: trasfondo del conflicto en Zacualpan

Gian Carlo Delgado Ramos

La Jornada de Oriente
4 de Marzo de 2015.
Puebla, Puebla. México.


Zacualpan, municipio de Cómala, es un territorio estratégico pues el manantial ahí localizado abastece alrededor de 4/5 partes del agua que demanda la ciudad de Colima (con 105 localidades) y Villa de Álvarez (con 57 localidades). Del manantial, a 27.5 km de esta zona urbanizada, se captan por medio del Acueducto Zacualpan unos mil litros por segundo.
Según las autoridades comunales de Zacualpan, los detalles sobre el acuerdo de usufructo del agua a favor de la Comisión Intermunicipal de agua potable y alcantarillado de Colima y Villa de Álvarez (CIAPACOV) se desconocen, tanto el plazo como los volúmenes, todo al tiempo que se asegura que no reciben compensación alguna. En cambio, la comunidad genera ingresos propios por tener dentro de su propiedad un ojo de agua al cual le dan uso recreativo (el denominado Parque Ecoturístico de Zacualpan), precisamente punto de conflicto entre las autoridades actualmente en funciones, electas el 30 de noviembre de 2014 por Asamblea y reconocidas por diversas autoridades del Estado de Colima, y las autoridades depuestas, entre otras razones –se asegura- por el uso indebido  de los ingresos generados durante su mandato y su resistencia a permitir el usufructo de dicho bien común a beneficio de la comunidad (un pequeño grupo controla desde hace meses el camino al manantial contradiciendo la orden ejecutoria del Tribunal Unitario Agrario de  Distrito 38 y que entregó la administración del parque a la actual presidencia de bienes comunales); ello además de que en su momento tales autoridades depuestas permitieron actividades de exploración minera.
Zacualpan cuenta con yacimientos de oro-plata y cobre, así lo reconoce el “Panorama Minero del Estado de Colima” para el caso del lote Heliotropo de unas 100 hectáreas (concesión número 201872) y donde el Servicio Geológico Mexicano ha estimado concentraciones de 1 a 2 gramos de oro por tonelada de tierra y entre 0.5% y 12% de cobre, es decir, concentraciones económicamente explotables.
Año
Superficie
(ha)
Concesiones
2002
38,277
113
2003
42,533
119
2004
40,301
117
2005
38,688
121
2006
47,708
120
2007
49,502
145
2008
85,369
158
2009
128,261
202
2010
148,317
238
2011
185,958
265
2012
197,803
284
2013
204,128
296
2014
204,210
297
Con base en Sistema de Administración Minera
Cabe precisar que a nivel estatal, al cierre del 2014, el grueso de concesiones mineras otorgadas ya cubrían el 37.5% del territorio, el grueso centradas en hierro, el principal producto metálico de Colima con casi 3 millones de toneladas extraídas en 2012 (además de diversos materiales no-metálicos, sobre todo de construcción). Pese a ello, recientemente ya se identifican concesiones con interés en la explotación de oro, plata y manganeso, al tiempo que se habla del potencial para la extracción de titanio presente en las arenas negras de las playas del Estado (se trata de un material estratégico para ciertas industrias de alta tecnología).
Los principales intereses económicos del hierro son Ternium y ArcelorMittal Steel, a los que se suman en los últimos años otros capitales de EUA (Cotton & Western Mining, Jaguar Mining, Tara Minerals), China (Gan Bo Investment y Tianjin Binhai Harbor Port Int Trade) y Reino Unido (London Mining). En el caso del oro, está la canadiense Macmillan Gold Corp y otros capitales aparentemente locales como Gabfer, S.A. de C.V. quien supuestamente detenta la concesión del mencionado lote, Heliotropo, ubicado al suroeste del manantial de Zacualpan. Su promotor, el empresario Rigorberto Verduzco Rodríguez, ha detallado a los medios que el beneficio o procesamiento se haría en otro lugar y que ahí sólo se extraería la roca mineralizada por la cual pagaría 4 dólares la tonelada, un monto que en 50% se destinaría al municipio de Comala, a visitas médicas y en el establecimiento y dotación de una farmacia.
Según informó el delegado estatal de la Secretaría de Economía el pasado 2 de Marzo, la concesión que aparentemente detenta la empresa, y cuya composición de capital se asegura se desconoce pues aún no está registrada ante esa Secretaría, no ha sido aprobada debido a una serie de irregularidades. La concesión en cuestión fue originalmente otorgada en 1995 al ahora difunto Adolfo Pineda Martínez y todos los movimientos de la misma se hicieron directamente en la Ciudad de México, no en la delegación local. Según el expediente 624/2014 del 18 de Julio de 2014, se presentó formalmente el contrato de asociación para la exploración y explotación entre el “heredero” (Justino Pineda Larios), que abogó por una sucesión testamentaria,  y la interesada empresa Gabfer. Considerando diversas cuestiones administrativas, tales como la falta de un contrato que indique el periodo de exploración / explotación y las contraprestaciones convenidas con los comuneros, la Secretaría de Economía afirma haber negado el permiso de explotación. No obstante la concesión se mantiene vigente. Pese a este panorama, afirman los comuneros y autoridades de Zacualpan, ya hubo extracción de material en más de una treintena de camiones de volteo. Todo ello ha llevado a la demanda social, no sólo de Zacualpan como territorio libre de minería, sino a la cancelación definitiva de dicha concesión minera. El gobierno en turno, ha capitalizado la situación, sosteniendo que no habrá minería en Zacualpan mientras estén en el cargo. Las elecciones son en Junio de 2015.
El conflicto de Zacualpan, en efecto, se ha profundizado por la presencia de la policía municipal y estatal que es acusada de favorecer al grupo que ha tomado el camino al manantial. Según un documento entregado el 16 de Enero de 2015 al delegado estatal de la Secretaría de Gobernación por parte del presidente de bienes comunales actualmente en funciones, se pide la intervención de tal Secretaría, “…ante el abuso excesivo y arbitrario de la autoridad estatal que permite, protege, solapa y promueve actos delictivos cometidos en perjuicio del bien común de esta comunidad indígena que representamos, mediante la cuales se quebranta la ley con el único fin de que personas que son afines a la explotación de una mina dentro de los recursos naturales de esta comunidad, permitan ello”.
Ante tal situación, cada vez más compleja y en la que el Estado, en los hechos, no resuelve pero sí favorece la erosión del tejido social, la Misión Internacional y Nacional de Observación sobre el caso Zacualpan, integrada por organizaciones diversas de derechos humanos, académicos y cineastas tanto de EUA, Canadá y México (por ejemplo el Fund for Global Human Rights, Mining Watch Canada, Environmental Defender Law Center, Movimiento Mesoamericano contra el Modelo Extractivo Minero, Red Mexicana de Afectados por la Minería, entre otros), se autoconvocó para atender el problema mediante una visita presencial con la cual se buscaría dialogar con los actores, incluyendo los de gobierno, para así plantear un diagnóstico y recomendaciones.
Si bien ha logrado el diálogo con actores de gobierno, no ha podido visitar a la comunidad debido a la toma de la ruta hacia Zacualpan por parte del mencionado grupo, presuntamente ligado al presidente de bienes comunales depuesto, Carlos Guzmán Teodoro. El desenlace el día 3 de Marzo fue el intento por parte del gobierno del Estado de finalmente hacer valer “el Estado de derecho”, no antes, sino justo durante la visita de la Misión y ante medios televisivos que fueron convocados por el propio gobierno, al plantear el desalojo mediante el uso de la fuerza pero con el aval de dicha Misión que ante todo le preocupan los derechos humanos y aboga por resoluciones pacíficas y políticamente negociadas. Por ello la Misión decidió retirarse y no prestarse a tal situación, ciertamente funcional a un posible desenlace violento e indeseable. Los policías fueron posteriormente retirados sin intervención policiaca alguna.
El caso Zacualpan no puede exponerse en su cabalidad en pocas palabras. Lo que es cierto es que en el fondo parecen estar fuertes intereses privados, no sólo empresariales, que procuran condiciones favorables para hacerse del usufructo de los recursos naturales de dicho territorio, algo que sin duda pasa por el desgaste y fractura de la comunidad y que rápidamente permite calificar el asunto como un “conflicto interno”. “Validado” el conflicto, el uso de la fuerza es visto en algún momento como algo  justificable. Con ello, la restructuración de la gestión concreta del territorio se establece, incluso en medio de una situación de violencia o falta de “gobernanza”.
La disputa por el usufructo del agua y los minerales, una vez más pretende atropellar los derechos humanos, la autodeterminación de los pueblos y la autogestión de los territorios en el país. El Estado, en sus tres órdenes de gobierno, está lejos de no tener responsabilidad, por el contrario ha jugado un rol clave, sea por acción u omisión.



Presentación de libro


3.2.15

Water and the political ecology of urban metabolism: the case of Mexico City

Delgado-Ramos, Gian Carlo.
Journal of Political Ecology. 
Vol. 22. 2015. pp. 98-114.
ISSN: 1073-0451


Abstract
Today, 52% of the world's population live in urban areas and this number is expected to rise to 64-69% by 2050. Cities consume most of the world's energy and materials, and are responsible of about three quarters of direct and indirect GHG emissions. Consumption patterns, however, are asymmetrical among cities and citizens. Urban metabolism, or the analysis of energy and material flows and stocks (infrastructure) that shape settlements, allows the identification not only of the dimensions of these flows and stocks, but also their main technical and socio-ecological features. These can also be evaluated from an urban political ecology perspective, that is, in terms of power relationships that define who gets access to, or control over, natural resources and other components of urban space. This article opens with a general introduction to urbanization trends, followed by a presentation of urban metabolism and urban political ecology approaches as useful analytical tools for assessing the access, management and usufruct of water in Mexico City's Metropolitan Area. A general description of the hydropolitan region of study is then offered in order to analyze urban water flows and their socioecological implications for the water-energy nexus and climate. The article concludes with a call for a paradigm change in order to transform urban settlements towards more livable, sustainable and equitable ones; a process that demands not only paying attention to the form but also to the function of urban territories within capitalist productive relationships. In this context the design and execution of public policies needed for transforming the current trend of constructing, operating, managing, and living in cities must be proactive, imaginative, and based on an integral metabolic planning that allows the adjustment of planning and policy tools to overarching contextual changes and to historical trends and socially desirable futures. Specific recommendations include the bottom-up management of water infrastructure and the guarantee of human rights to water, sanitation and a healthy environment; these are components of the 'right to the city.'

Key words: urban metabolism, water, water-energy nexus, climate change, urban political ecology, Mexico City.


Résumé
Aujourd'hui, 52% de la population mondiale vit en milieu urbain, et ce nombre devrait se élever à 64-69% d'ici à 2050. Les villes consomment la plupart de l'énergie et des matériaux du monde, et sont responsables d'environ trois quarts desémissions de serre directes et indirectes. Les modes de consommation, toutefois, sont asymétriques entre les villes et les citoyens. La métabolisme urbain, ou l'analyse de l'énergie et des matières flux et les stocks (d'infrastructure) qui façonnent les villes, permet l'identification des dimensions de ces flux et stocks, mais aussi leurs principales caractéristiques techniques et socio-écologiques. Ceux-ci peuvent également être évalués à partir d'une perspective de l'écologie politique urbaine, qui est en termes des relations de pouvoir qui définissent qui a accès à, ou le contrôle de ressources naturelles et d'autres composants de l'espace urbain. Cet article commence par une introduction générale aux tendances de l'urbanisation, suivie d'une présentation du métabolisme urbain et de l'écologie politique urbaine comme outils d'analyse utiles pour évaluer les droits, l'accès et la gestion de l'eau dans la zone métropolitaine de
1 Dr. Gian Carlo Delgado Ramos, Senior Researcher, Interdisciplinary Research Center on Sciences and Humanities, National Autonomous University of Mexico (CEIICH, UNAM), Mexico. E-mail: giandelgado "at" gmail.com. This article was prepared as part of the Mexico City's urban metabolism assessment and its socioeconomic impacts research project, supported by the Climate Change Research Program and the Interdisciplinary Research Center on Sciences and Humanities, both of the National Autonomous University of Mexico. It was presented on July 24th 2014 at Inequality and climate change: perspectives from the South in Dakar, Senegal, supported by CODESRIA (Council for the Development of Social Science and Research in Africa), International Development Economics Associates and the Latin American Council of Social Sciences. Thankyou to the referees and editor Casey Walsh.
page1image32896

Delgado Water and urban metabolism
Mexico. Une description générale de la région hydropolitan est ensuite offert pour analyser les flux d'eau urbains et leurs implications socio-écologiques pour le lien eau-énergie et le climat. L'article conclut par un appel à un changement de paradigme dans le but de transformer les établissements urbains vers les villes plus vivables, durables et équitables. Ce processus exige prêter attention à la forme, mais aussi à la fonction des territoires urbains au sein des relations productives capitalistes. Dans ce contexte, la conception et l'exécution des politiques publiques nécessaires pour construire les villes, les exploiter, la gestion et la vie quotidienne doivent être proactif, imaginatif, et basé sur une planification métabolique intégrante. Cela doit permettre le réglage des outils de planification et de politique envers les changements contextuels généraux, et aux tendances à long terme et de contrats à terme sociales souhaitables. Des recommandations spécifiques comprennent la gestion la base de l'infrastructure de l'eau, et la garantie des droits humains à l'eau, l'assainissement et un environnement sain. Ce sont des éléments des «droit à la ville».

Mots clés: métabolisme urbain, eau, nexus eau-énergie, le changement climatique, l'écologie politique urbaine, Mexico.


Resumen
Hoy día, 52% de la población vive en áreas urbanas, cifra que se espera aumente a 64-69% para el 2050. Las ciudades consumen el grueso de la energía y materiales a escala global y son responsables de alrededor de tres cuartas partes de las emisiones directas e indirectas de GEI. Los patrones de consumo, sin embargo, son asimétricos entre ciudades y sus habitantes. El metabolismo urbano o el análisis de flujos de energía y materiales y del stock (infraestructura) que da forma a los asentamientos, permite identificar no sólo las dimensiones de esos flujos y stocks, sino además, sus principales características técnicas y socio-ecológicas. Ésas, pueden también evaluarse desde la perspectiva de la ecología política, es decir, en términos de relaciones de poder que definen quién tiene acceso a, o control de, los recursos naturales y otros componentes del espacio urbano. Este artículo abre con una introducción general sobre las tendencias de urbanización para luego presentar las perspectivas de metabolismo urbano y ecología política como herramientas útiles para valorar el acceso, gestión y usufructo del agua en la Zona Metropolitana del Valle de México. Se ofrece una descripción general de la región hidropolitana de estudio con el objeto de analizar los flujos de agua y sus implicaciones socioecológicas en términos del denominado nexo agua-energía y, por tanto, del clima. El trabajo concluye con un llamado de cambio de paradigma para poder transformar los asentamientos urbanos hacia aquellos más vivibles, sustentables y equitativos; proceso que demanda no sólo atender la cuestión de la forma pero también de la función de los territorios urbanos en el marco de las relaciones capitalistas de producción imperantes. En este contexto el diseño y ejecución de políticas públicas necesarias para transformar la actual tendencia de construir, operar, manejar y vivir en las ciudades debe ser proactivo, imaginativo y basado en una planeación metabólica integral que permita ajustar las herramientas de planeación y de política ante los cambios contextuales y las tendencias históricas, así como a los futuros socialmente deseables. Entre las recomendaciones específicas, se incluye el manejo de abajo hacia arriba de la infraestructura de agua y la garantía de los derechos humanos al agua, saneamiento y a un ambiente sano; esto es, a componentes del 'derecho a la ciudad.'

Palabras clave: metabolismo urbano, agua, nexo-agua energía, cambio climático, ecología política urbana, Ciudad de México

28.1.15

Biocombustibles en México

Carlos Gay García / Angelina Cos Gutiérrez (eds.) Biocombustibles en México: una alternativa para la reducción de la dependencia de los hidrocarburos y la mitigación de los gases de efecto invernadero. PINCC, UNAM. México, 2014. Pp. 235. ISBN: 9786070261732.
Autores: Alejandro Álvarez Bejar, Nora Lina Montes Delgado, Arón Jazcilevich Diamant, Gian Carlo Delgado Ramos, Inés Navarro, Blanca Jiménez, María Eugenia Haro, Ralph Thompson, Lilia Rebeca de Diego Correa, Edit Antal, Ernesto Carmona Gómez, Fausto Kubli-García, Rafael López Cerino, Julio César Medellín Cázares.



Indice

  • Escenario Internacional de los biocombustibles en América Latina y en México
  • La producción material y las rutas tecnológicas  que se plantean para América Latina
  • Estudio de problemas ambientales asociados a la producción de biocombustibles: los impactos generales y los relacionados con la generación de gases de efecto invernadero y la demanda de agua.
  • Políticas públicas de promoción, regulación y comercio de biocombustibles.


20.1.15

MUNICIPIOS Y CAMBIO CLIMÁTICO. HACIA LA CONSTRUCCIÓN DE UNA AGENDA PARA LA PARADIPLOMACIA AMBIENTAL



El libro MUNICIPIOS Y CAMBIO CLIMÁTICO. HACIA LA CONSTRUCCIÓN DE UNA AGENDA PARA LA PARADIPLOMACIA AMBIENTAL, coordinado por Nahuel Oddone y Horacio Rodríguez Vázquez, se centra en las acciones de paradiplomacia ambiental en materia de cambio climático a través de las cuales los municipios iberoamericanos pueden incidir directa e indirectamente en la gobernanza ambiental global. Este trabajo de investigación es relevante por, al menos, dos razones. En primer término, la situación de vulnerabilidad que enfrentan algunos municipios iberoamericanos que, además de sus causas estructurales, se han visto afectados por coyunturas como la crisis alimentaria, la crisis financiero-económica y, más recientemente, fenómenos naturales que han dañado significativamente algunos sectores económicos de los países de la región. En segundo lugar, existen pocos trabajos de investigación que analicen el papel central de los municipios ante el cambio climático. La mayoría de ellos consideran las acciones paradiplomáticas de manera general, pero pocos abordan específicamente la paradiplomacia iberoamericana en materia de medio ambiente y cambio climático.
Al decir de los coordinadores de la obra, la paradiplomacia ambiental es una herramienta fundamental en el proceso de traslación de experiencias ciudadanas locales de adaptación y mitigación el cambio climático. La paradiplomacia ambiental contribuye, desde esta perspectiva, con la resiliencia global.
El libro cuenta con las contribuciones de: María Elba Argeri, Ana Fernández Equiza Adolfo Carballo Penela, Leonardo Granato, Fernando Cardozo Fernandes Rei, Kamyla Cunha, Joana Setzer, Simone Lucatello, José Sosa López, Juan Manuel Leal García, Javier Osorio, Ricardo Zapata Martí, Sarah Martínez Pellégrini, Gabriela Muñoz Meléndez, Lina Ojeda-Revah, Agustina Galantini, Gian Carlo Delgado Ramos, Heloisa Schneider, Susana Beltrán, Davide Strangis, Marcela López Vallejo Olivera y Mónica Rodríguez Díaz, José María Ramos, Rafael Alvariza, Luan Santos, Thauan Santos, Flávio Ribeiro, Laura Velente de Macedo, Yamila M. Castagnola, Lorena G. Coria, Aleandra Scafati y Sandra Bettina Ferrante.


20.11.14

OBTIENE UNIVERSITARIO PREMIO DE INVESTIGACIÓN DE LA AMC 2014, EN CIENCIAS SOCIALES

Boletín UNAM-DGCS-672
Ciudad Universitaria.
14:30 hs. 19 de noviembre de 2014
http://www.dgcs.unam.mx/boletin/bdboletin/2014_672.html

• Se trata de Gian Carlo Delgado Ramos, del CEIICH, quien dijo que por ser una distinción que reconoce su trayectoria académica, es también un galardón para la Universidad
• Al ser el hilo conductor el tema ambiental y sus implicaciones sociales, el joven académico se enfrenta a una problemática intrínsecamente interdisciplinaria
Gian Carlo Delgado Ramos, del Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades (CEIICH) de la UNAM, obtuvo el Premio de Investigación 2014, en el área de Ciencias Sociales, que otorga la Academia Mexicana de Ciencias (AMC).
El galardón, instituido en 1961, es considerado el más importante que concede la organización y favorece a investigadores que no hayan cumplido 40 años de edad, en el caso de los hombres, y que realicen estudios de frontera.
Al respecto, Delgado Ramos señaló que por ser una distinción que reconoce su trayectoria académica, también es para el CEIICH y la Universidad Nacional, donde “he hecho el grueso de mi trabajo y recibido todo el apoyo”.
Esto corrobora la fortaleza que tiene la UNAM para instruir investigadores. “Me formé en el Colegio de Ciencias Humanidades plantel Sur y en la Facultad de Economía, y ahora me sumo a esta casa de estudios en otro orden completamente distinto, como investigador. Estoy contentísimo”.
El integrante del Programa “Ciudad, gestión, territorio y ambiente”, del CEIICH, explicó que desarrolla tres líneas de estudio, que se relacionan entre sí. Por un lado, el análisis del metabolismo socioeconómico o de los patrones de consumo que tenemos y, por otro, los problemas de acceso, gestión y usufructo asociados a esos recursos, vistos desde lo que se denomina ecología política.
Ambas líneas tienen sus vertientes específicas del aspecto urbano, lo que ha permitido analizar cómo las metrópolis tienen ciertos perfiles metabólicos, de dónde provienen sus recursos y si su obtención genera o puede derivar en conflictos como, por ejemplo, el caso del agua o los residuos en la ciudad de México.
El tercer eje de su trabajo se refiere al avance e implicaciones socioambientales y legales de las nuevas tecnologías, en especial de las nanociencias y la nanotecnología. Esta línea se vincula con las anteriores en lo referente al potencial de la ciencia y la tecnología en la solución de problemas a escala urbana o local, aunque también para prevenir riesgos indeseables.
Al respecto, organiza “Nanomex. Encuentro Internacional e Interdisciplinario en Nanociencias y Nanotecnología”, y edita la revista “Mundo Nano”, donde el lector tiene un acercamiento al tema desde la mirada de las ciencias naturales, sociales y exactas; las ingenierías y las humanidades. Ambos esfuerzos se llevan a cabo desde 2008, en alianza con el Centro de Nanociencias y Nanotecnología y el Centro de Ciencias Aplicadas y Desarrollo Tecnológico, ambos de la UNAM.
Al ser el hilo conductor el tema ambiental y sus implicaciones sociales, el joven se enfrenta a una problemática intrínsecamente interdisciplinaria: no hay manera de enfrentar los retos actuales y futuros sin saber algo de ecología, biología, ciencias ambientales, economía y política, es decir, desde nociones propias de los campos híbridos del conocimiento.
Para él, los problemas socioambientales no se pueden mirar de manera integral desde otra perspectiva que no sea la propia de los sistemas complejos. “Compartimos el planeta y para cuidarlo se requiere una gestión colectiva de los bienes comunes y de la participación social, de la construcción de ciudadanía y la coproducción de conocimientos; que la gente comprenda los problemas, haga suyas las soluciones y sepa que en conjunto se pueden atender”.
Asimismo, recordó que uno de los grandes retos de la humanidad es precisamente ése, el ambiental, porque sin condiciones adecuadas es difícil imaginar la continuación de la vida. Si las trayectorias de cambio climático, erosión del suelo y afectación en los ciclos biogeoquímicos siguen las actuales tendencias, no habrá un futuro para la vida como la conocemos. Tal es su importancia, que “se trata de uno de los límites que se reconoce para el propio sistema de producción actual”.
Lo anterior es relevante para cuestiones urbanas, espacios que más consumen recursos. La superficie construida en el planeta es de alrededor de dos por ciento de la superficie no congelada, y ese pequeño porcentaje subordina al restante 98 para abastecer recursos o desechar sus residuos.
Para contribuir al avance de este tema en el país “comenzamos a empujar una discusión amplia sobre los retos de la ciudad en el siglo XXI, con el apoyo de la presidencia del Senado de la República. De ese modo, del 4 al 8 de mayo próximos, con expertos nacionales y extranjeros y con 11 temas –como gobernanza y economía urbana, uso del suelo y gestión del territorio, metabolismo y ecología política urbana, y ciudadanía, entre otros–, se presentarán diversos trabajos con el objeto de plantear balances y soluciones específicas.
El esfuerzo servirá para que los legisladores estén informados y tengan mejores herramientas encaminadas a la implementación de políticas públicas y toma de decisiones; ello sobre la base de hacer al conocimiento científico útil en la práctica, es decir, en la solución de problemas concretos.
Por ahora, las acciones emprendidas para tratar la cuestión socioambiental, climática y urbana no han sido suficientes. “A los intereses económicos de por medio se suma que en muchos países la política se entiende como política de gobierno y no como pública, en la que las personas sientan que son parte de la solución, una que sea ambientalmente flexible y socialmente más justa”.
Finalmente, dijo que la ciudad se debe transformar con la gente, hacer estrategias no sólo de “arriba hacia abajo”, sino de “abajo hacia arriba”, y plantear el uso del suelo y los proyectos de infraestructura con una visión más integral que trascienda las nociones meramente técnicas.

16.11.14

New Latin American Perspectives on Sustainable and Low Carbon Societies

Delgado Ramos, Gian Carlo., Mancheno, Tania., y Rodríguez López, Juan Miguel. New Latin American Perspectives on Sustainable and Low Carbon Societies. Working Paper Series. No. 10. Klima Campus Hamburg / Universität Hamburg. Alemania. Octubre, 2014. ISBN: 1869-5485. pág. 76.
Download PDF



Introduction


The last and Fifth Assessment Report of the Intergovernmental Panel on Climate Change (IPCC) strongly recommends “substantial and sustained reductions” in the quantity of greenhouse gas emissions, if the global community does not want to risk an overstrain on the climate system (IPCC, 2013: 19). The discussion suggests that, better sooner than later, the quantity of carbon emissions should be reduced and that a new international mitigation framework is required (Cullenward and Wara, 2014; Newell et al., 2014). This mitigation literature sometimes includes the technical advice that a global coordinated response to the current situation should be understood in the context of the global uneven economic development.
The impacts of climate change could have serious implications for the quality of life of future generations. Warming temperatures, a higher frequency of extreme weather events, ocean acidification, and impacts on biodiversity are some of the forecasted manifestations of abnormal climatological changes that we might face. The discussion becomes increasingly complex because of its inter-temporal effects: Who is responsible for the greatest quantity of emissions causing climate change? When did climate change start? How should responsibility be measured and accounted for? How will this alter future life on the planet?
In this introductory paper after offering a short introduction on the contemporary studies concerning environmental and climate change, three dimensions of the mitigation debate will be highlighted. These dimensions account for the differences between the symptoms and impacts of climate change in the so called industrialized economies and developing countries, called here the Global North and Global South, respectively. The first section will address the environmental crisis literature, and the second section will examine food security studies. The third section will treat the ‘local’ aspect of climate change’s effects.
Next, the discrepancy between two different contemporary policies on carbon emissions will 1
be presented. First, we will briefly discuss the carbon markets as the Global North’s primary reaction to climate change (Kossoy et al., 2013). Then, we will introduce the perspective of the Global South by focusing on the Latin American example. In this section, the extractivist nature of these economies will be outlined. In section six, we will discuss the political and economic alternatives mainly formulated within the Latin American continent (see: Acosta, 2009a; 2009b; Delgado Ramos and Saxe-Fernández, 2004; 2011; 2013; Martinez Alier, 2002; Moncada Paredes, 2009).
The project of linking two different perspectives on carbon emissions treats some of the possible cooperative reactions to climate change at the transnational level. This goal was already adopted during the conference Sustainability and Empowerment organized in November 2012 by Tania Mancheno and Miguel Rodriguez Lopez at the Cluster of Excellence CliSAP (DFG EXC 177). Gathering together more than 45 researches from Latin America, Europe, and Asia, the conference offered the opportunity for discussion framed by an interdisciplinary and transdisciplinary exchange of ideas and perspectives. Over the course of four days, Critical Geographers, Economists, Social Scientists, Environmentalists, Historians, Mathematicians, and Architects discussed the different temporal and spatial dimensions, possibilities, constraints, and challenges of linking the categories of sustainable development, climate change, and civic empowerment.
The conference approached the concept of civic society from a transnational perspective. The conception of civic society included citizens, non-citizens, political parties, governments, indigenous peoples, and NGOs. Young researches were invited to present their state of the art research on singular or compared case studies and prognoses or meta-analyses on the Latin American continent. Through the discussion of critical theoretical approaches, empirical cases, and grassroots proposals, the conference analyzed the challenges posed to and by civic society regarding sustainability and empowerment. International social movements, the role of international institutions, organizations, and markets of CO2-certificates as well as global consumption patterns were analyzed as processes of empowerment and disempowerment for certain sectors of civic society.
In this context, this special issue publishes three original papers, which were selected and peer reviewed by a committee. In the first paper, Michelle Báez and William Sacher present the main ideas of “buen vivir” (or what has been formulated within the Andean-indigenous- communities as “well-being” or “good living”). The authors discuss the potentials an contradictions of this concept for the case of Ecuador and Bolivia. The second paper written by Philip Bedall and Achim Brunnengräber discusses the world of NGOs as a relevant civic actor in international decisions on climate change. Martin David and Steven Engler close this special issue with a case analysis of the international cooperation with local workers and an evaluation of the potential outcomes from such cooperation.

For more, download the Working Paper Series No. 10